Texto: Carla Gimeno

Ilustraciones: Alsina Mandarina

Sábado. Son las 21h y la Plaça Reial de Barcelona está abarrotada de gente.
Bajamos las escaleras oscuras de la mítica Sidecar; Aún no hay prácticamente nadie en la sala.
Hoy celebramos que #laschicaslopetan en una nueva edición de Pértiga Sessions organizada
por Pértiga Music, una pequeña agencia de booking y management de Barcelona que quiere
dar visibilidad al talento femenino.
Pasan los minutos y empieza a llegar el público. Nosotras nos pillamos unas cervezas justo
antes de que suenen los acordes que dan el pistoletazo de salida.

JÚLIA es la primera formación en subir al escenario. El duo de Alcoi (Valencia) formado por
Estela Tormo y Lídia Vila hoy tiene un miembro más: Victor a la guitarra hoy les da el poder de
trio. Están presentando su segundo LP, Próxima B (Hidden Track/Malatesta, 2017), una
colección de 8 canciones que te hacen viajar entre paisajes sintéticos y mantras electrónicos.
Júlia son realmente lo que predican: dreampop. No se andan con tonterías. Y aunque hay
cierto matiz oscuro en su sonoridad, cuando les ves en el escenario lo que te transmiten es luz.
Luz y brillantez.
Hablábamos de mantras, ¿verdad? En la canción No t’ho mereixes nos encontramos
exactamente esto. Una letra sencilla y escueta y una melodía envolvente que nos hace entrar
en un bucle onírico…

Deixa la porta tancada
Baixa i no puges més
No puges més
No t’ho mereixes
No t’ho mereixes
No t’ho mereixes ni en una eternitat
No t’ho mereixes
No t’ho mereixes
No t’ho mereixes ni amb els ulls tancats

Cuando acaba su directo, nos da la sensación de que tenemos que volver con los pies al suelo.

Más o menos a la mitad del bolo de JÚLIA la Sidecar ha ido llenándose un poco más. Y para
cuando suben AGOST al escenario, contamos más de cincuenta personas.
Sinceramente, no es mucha gente. Pero también sinceramente, muchos sabemos que es
complicadísimo conseguir movilizar a gente para que vaya a ver conciertos de grupos que no
son mainstream o “lo suficientemente conocidos”. En este caso ha sido una apuesta muy
atrevida por parte de Pértiga: una banda de fuera de la ciudad (Valencia) y otra que aún no ha
sacado su primer disco.
Ay Barcelona, ¡qué difícil eres a veces!

AGOST, vestidos todos completamente de negro, suben al escenario para traernos, también
en formato trio, un directo lleno de sintes mágicos, guitarras épicas y voces delirantes.
A diferencia de JÚLIA, en AGOST predomina la oscuridad, aunque se vislumbran matices de
color y ellos mismos se definen como “obsesionados con la purpurina”. Hay más garra.
Esta banda de Barcelona de la que ya puedes (y ya deberías) escuchar canciones en Spotify
como Kim’s Voice, Armistice o la versión de The Model de los míticos Kraftwerk, nos presenta
en directo – si no nos equivocamos, por primera vez – canciones de lo que será su primer
disco. De hecho, antes de tocar un tema de melodía muy pegadiza nos lo presentan como el
single que saldrá “muy pronto” acompañado por su respectivo videoclip.
De este, los que estamos al tanto de esta banda, ya tenemos algunas pistas. Sólo hay que
seguirles en redes sociales para poder irse haciendo a la idea.
El grupo de shoegaze liderado por Anabel sabe que más allá de los sintes puede hacer ruido. Y
lo hace.
Después de su bolo nos volvemos en el metro susurrando sus melodías en bucle y así seguimos
hasta que llegamos a casa y nos quedamos dormidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.